Next Euskadi

Debates

14/06/2016 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
Debates

DESCARGAR IMAGEN

Ayer a la noche, en un horario poco dado a la conciliación, ofrecieron las televisiones y las radios españolas un debate electoral en el que intentaron enfrentar sus programas los cuatro partidos españoles.

Mi primera conclusión es que parece que existen solo cuatro opciones políticas para elegir, relegándonos a los demás partidos políticos al ostracismo electoral, a un apagón que nos obliga a multiplicar los esfuerzos para poder explicar nuestros programas y nuestras agendas.

La segunda conclusión es que, tal debate, se produce al comienzo de la campaña electoral para que, de esa manera, no tenga efecto sobre la opción final de las y los votantes, en tanto estará olvidado. De este modo arriesgan menos.

Y la tercera conclusión es que no aportó nada, o casi nada, no se contrastó, no se debatió y se mantuvo cada uno en su monólogo. Tampoco se habló de Euskadi, que es lo que a mí me importa, más que para ponernos como modelo en la RGI.

Pretenden hacernos pensar que todo el pastel se dirime entre esos cuatro grandes, y si me apuran, entre solo dos de ellos, relegando al que no es ni piensa como ellos al más oscuro ostracismo, a no existir como opción política y a no aspirar a ocupar un espacio político que existe y es de los votantes de otros partidos diferentes a los cuatro que ayer debatieron. Es, en conclusión, arrebatar democracia al debate electoral, a las elecciones y al resultado electoral.

Y todo ello entre los partidos que se presentaron en las elecciones del 20-D y que luego no supieron gestionar su resultado, abocando a todas y todos los electores a repetir las elecciones, como si esto fuera un juego, como si el resultado de entonces no les gustara y como si aquellas elecciones hubieran sido de prueba.

Ni es justo ni es democrático obviar en los debates electorales a partidos como el PNV, que es el gestor de la mayoría de las instituciones vascas, y que representa una idea y una ideología que siguen miles de votantes. Esas personas que confían su voto al PNV no pueden ser borradas de un plumazo, como ayer pretendieron “los cuatro magníficos” y sus equipos de campaña. Esos votantes se merecen un respeto y se merecen tener los mismos derechos que el resto de ciudadanos. Ayer la Agenda vasca no ocupó ni un segundo de los 120 minutos que duró el debate. Pero eso no nos extraña, porque la Agenda vasca nunca ha estado ni estará en sus mochilas.  

En cualquier caso, si, en el famoso debate, solo se citó a Euskadi para explicar que defienden para España un modelo de RGI como el nuestro, ya saben, que nos transfieran más competencias, que aprendan cómo las gestionamos, y que luego nos copien.  

Next Euskadi