LIMPIEZA DE GASTEIZ: APORTANDO SOLUCIONES

12/04/2018 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
LIMPIEZA DE GASTEIZ: APORTANDO SOLUCIONES

DESCARGAR IMAGEN

Esta semana conocíamos oficialmente que la unión de empresas que gestiona la limpieza de calles y la recogida de residuos en Vitoria-Gasteiz renunciaba al contrato de un servicio que hubiera estado vigente hasta 2023, con posibilidad de ampliación a otros dos ejercicios. La decisión tiene una única motivación: la inviabilidad económica de mantener la gestión del servicio en las condiciones pactadas, con pérdidas anuales de más de 3 millones de euros para las empresas, según los datos aportados por las mismas.

Es la “crónica de una muerte anunciada” desde que la Comisión Jurídica Asesora del Gobierno Vasco (COJUA) dictaminará a favor del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz quién debía hacerse cargo del pago de los costes laborales que origina el alto grado de absentismo de la plantilla integrada en la contrata (superior al 15%) y no  contemplada, en esos parámetros, en la propuesta adjudicada.

Desde el minuto cero el alcalde Urtaran y su equipo se han puesto manos a la obra en la redacción de un nuevo pliego de condiciones que permita, en el menor tiempo posible  (que no será corto) la adjudicación de este servicio que, por su dimensión económica, es el “hermano mayor” de todos los contratos municipales.

No quiero revivir la polémica que en su día se planteó cuando Javier Maroto, en la recta final de su legislatura como alcalde, adjudicó el contrato por 22,8 millones de euros anuales a esta UTE, que presentó un oferta económica por debajo de los 25 millones en los que se estipulaba la prestación del servicio. Mil euros, por debajo de la oferta presentada por la empresa que ocupó el segundo puesto en el concurso público.

Tampoco quiero reparar en las críticas que algunos realizan sobre si la “tacita” es o ha dejado de ser “de plata” (me daría para algún otro artículo). Me quedo con los datos de las encuestas a los ciudadanos y los informes de los técnicos municipales que  hablan de un alto grado de satisfacción y ejecución del servicio. Además considero que la limpieza de la ciudad debe ser una responsabilidad compartida entre el Ayuntamiento, responsable de limpiar, y quienes vivimos en la ciudad, responsables de no manchar dentro de los cánones que exige un mínimo de civismo.

Y tampoco quiero, llegará el momento, formar parte del debate abierto entre las paredes del consistorio gasteiztarra sobre gestión directa si/no versus contrata municipal si/no como alternativa de futuro.

Frente a las críticas, tediosas por manidas, de algunos grupos de la oposición municipal que han venido pidiendo la ruptura del contrato con la UTE adjudicataria en repetidas ocasiones y ahora, sin ruborizarse, la tachan de fracaso en la gestión,  es bueno recordar tres hechos importantes. El primero, la actuación del alcalde Urtaran impidió que una “huelga de basuras” ahogara Vitoria-Gasteiz bajo montoneras de residuos como hemos visto en otras ciudades. Dos, la renuncia a la gestión del servicio de limpieza estaba prevista en el contrato de adjudicación y  no supondrá una indemnización económica que merme las arcas municipales. Y tres, el alcalde Urtaran ha acordado con la actual empresa el compromiso de mantener el servicio hasta que se produzca la nueva adjudicación. Así los vecinos y las vecinas de Gasteiz no  percibiremos cambio alguno al no producirse un vacio en la gestión del servicio de limpieza de calles y recogida de basuras. Y con ello conseguir que Vitoria Gasteiz siga avanzando.

Sigue con Nosotros
Next Euskadi
Aberri Eguna 2018