Next Euskadi

EL DIA DESPUÉS

30/05/2019 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
EL DIA DESPUÉS

DESCARGAR IMAGEN

Jueves y todavía de resaca electoral. Hacen falta más de una, dos o tres jornadas para asimilar el retrato que los dos últimos procesos electorales han hecho de EAJ-PNV sin caer en una sensación embriagadora de éxtasis electoral que se hace difícil abandonar, principalmente por falta de ganas.

En el exiguo plazo de un mes EAJ-PNV ha hecho historia con una triple victoria territorial en las elecciones generales que ha manifestado su vocación reincidente en los comicios del 26-M para consolidar un liderazgo creciente de nuestras siglas.

Sobre la mesa una vorágine de datos que cada formación política lee a su antojo. Sin necesidad de interpretar, los resultados electorales colocan ante el espejo una serie de realidades. La primera, el electorado alavés ha confiado en el proyecto para la ciudad y para el territorio de EAJ-PNV y, a la par, ha reconocido el trabajo realizado por Urtaran y González al frente de las principales instituciones alavesas en la pasada legislatura. La segunda, EH Bildu no ha sabido surfear una auto-anunciada ola que le ha llevado a la arena de la playa sin cumplir las expectativas previstas. La tercera, el PP constató lo que ya sabía de antemano: que la debacle electoral vivida el 28 de abril no es agua de un día. La cuarta, Podemos se encoje en cada lavado. Y la quinta: sigue vigente de ese particular déjà-vu electoral gasteiztarra que constata la existencia de un principio de acción-reacción entre el partido ganador en Madrid y la tendencia de las urnas en la capital.

La forma de hacer política de EAJ-PNV (diálogo, acuerdo y negociación) ha recibido un  respaldo social incontestable en Araba y en Vitoria-Gasteiz. Más de 47.000 alaveses y alavesas han querido que tengamos en Juntas Generales 17 representantes, cuatro más que en la pasada legislatura. Más de 28.000 vitorianos y vitorianas han querido que Gorka Urtaran dirija el futuro de Gasteiz tras colocar a EAJ-PNV como primera fuerza política de la ciudad, 24 años después. 2.720 votos más que la segunda fuerza, 3.718 apoyos más que la tercera fuerza y 6.051 refrendos más que la cuarta.

En los próximos días se abre un pasillo para el desarrollo de negociaciones  y la consecución de acuerdos de legislatura. Los pactos post-electores. Con discreción y hablando con todos. Araba es un territorio acostumbrado al consenso político, al dialogo y a los pactos.  La sociedad alavesa y vitoriana así lo exige elección tras elección. Sobre el tablero variedad de fórmulas y variedad de escenarios para afrontar el próximo 15 de junio la constitución de los Ayuntamientos y, en un momento posterior, la de Juntas Generales.

Resacas electorales al margen, EAJ-PNV ha empezado ya a analizar con la cabeza fría la situación en su globalidad en aras a diseñar unas futuras instituciones solventes que cuenten con una garantía de estabilidad. Un ejercicio de previsión ante el inicio inminente de una nueva legislatura en la que la palabra ´política´ se pueda escribir con letras mayúsculas como un espacio de encuentro de las diferentes sensibilidades que cohabitan en Araba. Espero que todas ellas con firme disposición a hacer que nuestra ciudad y nuestro territorio avancen los próximos cuatro años. EAJ-PNV no va a ser quien defraude a la sociedad alavesa.

Next Euskadi