UN ABERRI EGUNA EXCEPCIONAL

09/04/2020 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
UN ABERRI EGUNA EXCEPCIONAL

DESCARGAR IMAGEN

Con apoyo de EAJ-PNV, y si nadie saca un conejo de la chistera en el último momento, el Congreso de los Diputados aprueba hoy la prórroga del estado de alarma 15 días más. Guiados por el mismo sentido de la responsabilidad, nos quedaremos en casa hasta el 26 de abril. No es tiempo de relajarse ni por el hastío que pueden generar seis semanas consecutivas de confinamiento ni por la esperanzadora tendencia que nos ofrece la evolución de los indicadores sanitarios de estos últimos días. La guardia, en alto.

 

En el mismo pleno parlamentario los diputados y las diputadas jeltzales mostrarán con su abstención la disconformidad de EAJ-PNV con el unilateral decreto 10/2020 que, en un momento inicial, pretendía dar el cerrojazo a toda actividad económica. Se abría un debate estéril para conceder prioridad a la sanidad o a la economía, sin querer entender que ambas pueden y deben ir de la mano, priorizando la primera siempre, y tomando para ello todas las medidas necesarias que lo garanticen.

 

En 1932 el Partido Nacionalista Vasco instauró la celebración del Aberri Eguna. Desde ese año todas las personas con una identidad nacional vasca definida han-hemos celebrado esta fecha en situaciones bien diferentes, algunas muy alejadas de lo que podríamos denominar normalidad. Unas conmemoraciones en temeroso silencioso ante una cruel represión franquista sin miramientos. Otras, desde la clandestinidad como principal foco de movilización contra quienes cercenaron los derechos y las libertades individuales más elementales, incluida la prohibición del Aberri Eguna.

 

Este domingo volveremos a celebrar una nueva edición en circunstancias excepcionales. Confinamiento preventivo, aislamiento obligatorio e irreparables  pérdidas humanas en el epicentro de una crisis sanitaria que hace tambalear las estructuras económicas  de nuestro País.

 

Llevamos más de 40 años trabajando para convertir en realidad el derecho que tiene nuestro pueblo a decidir la manera de afrontar su futuro como desee, contando con herramientas institucionales y legales propias. La mejor educación, la mejor sanidad, la mejor seguridad,... que nos acerque a la pole en un mundo globalizado pero sabiendo de la potencialidad que ofrecen las políticas generadas en lo cercano, con conocimiento de terreno que se pisa. Por eso hoy sigue vigente reclamar para nuestras instituciones, las instituciones vascas, una capacidad integral de acceso a los instrumentos y competencias necesarias que permitan afrontar cualquier tipo de situación que se presente desde una posición de colaboración y coordinación que, a su vez, sea correspondida con respeto y lealtad institucional.

 

El camino recorrido no ha estado exento de dificultades a sortear. ¿Quién dijo miedo? Hemos aprendido la técnica que nos permite participar en una doble competición en la que se combinan los obstáculos y el fondo. Esta vez no va a ser diferente. Tanto en EAJ-PNV como los y las responsables institucionales que representan estas siglas en Europa o en Madrid, en el Gobierno Vasco, en las Diputaciones o en los Ayuntamientos tenemos claro que la recuperación de la gente supone la recuperación del País, que la construcción de la Nación vasca a día de hoy pasa por la defensa de los vascos y de las vascas, de su salud y de sus puestos de trabajo.

 

Creemos en este País. Confiamos en la capacidad de la sociedad vasca para afrontar cualquier reto. Contamos con unas instituciones capacitadas para liderar el amplio espacio que se abrirá para llegar a acuerdos, confluir y adoptar decisiones que mitiguen el impacto humano y social que nos dejará la pandemia. Confianza y trabajo. Unidos nos recuperaremos.

 

Nuestra consigna como partido está lanzada. Este Aberri Eguna va a ser muy especial y lo vamos a celebrar más unidos que nunca, sacando lo mejor que tenemos. Lortuko dugu.

.

EZOHIKO ABERRI EGUNA

 

EAJ-PNVren babesarekin, eta inork azken unean xisteratik untxirik ateratzen ez badu, Diputatuen Kongresuak alarma egoera beste 15 egunez luzatzea onartuko du gaur. Erantzukizunez jardunda, apirilaren 26ra arte etxean geratuko gara. Ez da lasaitzeko garaia. Sei asteko konfinamenduak sor dezakeen asperdurak edota  azken egun hauetako osasun-adierazleen bilakaerak eskaintzen digun joera itxaropentsuak ezin dute gure jarrera lasaitzea eragin. Erne jarraitu behar dugu.

 

Kongresuan egindako osoko bilkura horretan, diputatu jeltzaleek abstentzioarekin adieraziko dute EAJ ez dagoela ados 10/2020 aldebakarreko dekretuarekin, hasiera batean jarduera ekonomiko oro eten nahi zuen dekretuarekin. Horren harira, eztabaida antzu bat sortu zen osasungintzari edo ekonomiari lehentasuna emateari dagokionez. Zenbaitek ez dute ulertu nahi biak eskutik joan daitezkeela eta joan behar direla, betiere lehenengoa lehenetsiz eta hori bermatzeko behar diren neurri guztiak hartuz.

 

1932an Euzko Alderdi Jeltzaleak Aberri Egunaren ospakizuna abian jarri zuen. Urte hartatik hona, euskal nazio-nortasuna definitua duten pertsona guztiok ospatu dugu egun hau, egoera oso desberdinetan, batzuk normaltasunetik oso urrun. Isilean eta beldurrez egindako ospakizunak, begiramendurik gabeko errepresio frankista krudel baten aurrean. Beste batzuk, klandestinitatetik, eskubide eta askatasun indibidual oinarrizkoenak murriztu zituztenen aurkako mobilizazio gune nagusi gisa, Aberri Egunaren debekua barne.

 

Igande honetan beste edizio bat ospatuko dugu, ezohiko egoera batean. Prebentziozko konfinamendua, nahitaezko isolamendua eta giza galera konponezinak, gure herriaren egitura ekonomikoak kolokan jartzen dituen osasun-krisi baten epizentroan.

 

40 urte baino gehiago daramatzagu lanean gure herriak bere etorkizunari nahi duen bezala aurre egiteko modua erabakitzeko duen eskubidea errealitate bihurtzeko, horretarako tresna instituzional eta legal propioak izanda. Hezkuntzarik onena, osasunik onena, segurtasunik onena,… mundu globalizatuan goi mailara hurbilduko gaituena, baina, beti ere, hurbileko politikek eskaintzen duten potentzialtasuna gogoan izanda, zapaltzen den eremua gertutik ezagututa. Horregatik, gaur egun, euskal erakundeetzat  gaitasun osoa eskatzen jarraitzen dugu lankidetza- eta koordinazio-posizio batetik aurkezten den edozein egoera motari aurre egin ahal izateko beharrezkoak diren tresna eta eskumenetara sarbidea izateko eta, aldi berean, errespetuan eta leialtasun instituzionalean oinarritutako erantzuna jasotzeko.

 

Voto por correo
Next Euskadi