RECUPERANDO COSTUMBRES

21/05/2020 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
RECUPERANDO COSTUMBRES

DESCARGAR IMAGEN

No sé si con la repercusión debida recibíamos el lunes un dato alentador: la inexistencia de fallecidos en los hospitales vascos. Lamentablemente fue un único día pero me aferro a ese dato como símbolo hacia la recuperación de usos y costumbres, alienados por el coronavirus.

Una recuperación ya palpable en las viñas como ayer puede observar en los viñedos de Rioja Alavesa donde las labores de espergura van a buen ritmo, con mayores limitaciones y dificultades de mano de obra que en años precedentes. Lo mismo ocurre en el resto de terrenos cultivables del territorio alavés, afanados durante estos días en las tareas del campo propias de esta época del año. Tareas que se  complementan con los primeros pasos dados en la recuperación de la actividad de muchos sectores económicos que permanecían cerrados. Se ha puesto fin al estado de emergencia sanitaria que servía de soporte legal para que el gobierno activara las medidas más contundentes con que parar la pandemia.

Estoy convencido de que Euskadi cumple con los parámetros para pasar a la segunda fase de la desescalada. A partir del próximo lunes se imprimirá un medido acelerón en el terreno de las libertades individuales y colectivas que nos permitirá asistir al cine, al teatro o a cualquier otra actividad cultural programada o de culto; acceder a la barra de un bar o a la mesa de un restaurante y retomar una “mañanera” en el monte con familiares o amigos a los que podremos visitar en su propio domicilio. Podremos comprar lotería a ver si la suerte se decanta por otros derroteros. Se reanudará la actividad educativa en sus múltiples modalidades lo que permitirá al alumnado de cursos superiores de la ESO, Bachiller o FP la asistencia presencial a las clases para arraigar los contenidos necesarios que permitan afrontar con seguridad el cambio de ciclo educativo o la prueba de acceso a la universidad. Eso sí, allí donde la huelga convocada por algún sindicato no lo impida. Se abrirá también la puerta a las visitas a las personas residentes en centros socio-sanitario o al tránsito entre los diferentes territorios vascos. Con limitaciones, sí. Limitaciones que seguiremos cumpliendo de forma mayoritaria porque la ocasión lo requiere y así lo asumimos. Comprendemos la complejidad del trance que nos ha servido en bandeja la pandemia.

El estado de la actual situación epidemiológica en Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa permite dar este nuevo e importante paso hacia la normalidad. Es responsabilidad de todos y de todas mantener este salvoconducto vigente durante la próxima quincena. Debemos mantener un compromiso personal hacia las medidas sanitarias de distanciamiento e higiene establecidas. Son nuestro seguro ante la propagación de nuevos contagios. Y tenemos un margen de mejora importante; por ejemplo, en el uso de mascarillas que se hacen obligatorias en lugares cerrados y en aquellos al aire libre donde mantener el distanciamiento social de 2 metros no sea posible.  Nos tendremos que acostumbrar a su uso continuado. 

En previsión de que esto pudiera pasar, un grupo de veintidós alcaldes alaveses de municipios de baja densidad demográfica (a la excepción de Agurain) unimos fuerzas para la compra de 46.000 mascarillas. Adquiridas, no sin dificultades, cuando más azotaba la pandemia y en un mercado internacional convulso, las mascarillas se reparten esta semana entre los vecinos y vecinas de esos municipios de manera gratuita. Una actuación complementaria a la realizada el alcalde Gorka Urtaran desde EUDEL.

Responsabilidad para encarar una nueva etapa, que ya se ha venido a denominar de “vigilancia sanitaria”, en la que se pretende mantener el sentido descendente de la curva epidemiológica. Paciencia porque estamos ante una carrera de fondo para ganarle a un virus que nos va acompañar un largo tiempo y al que venceremos entre todos.

Voto por correo
Next Euskadi