Next Euskadi
ABIAN Zurekin - Asamblea General

UN PRESUPUESTO PARA LA RECONSTRUCCIÓN

21/01/2021 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
UN PRESUPUESTO PARA LA RECONSTRUCCIÓN

DESCARGAR IMAGEN

El Rubius se da el piro. Se instala en Andorra. Al youtuber, como sopesaron otros antes, le sale más rentable. Cuenta 30 primaveras y dicen que gana más de 4 millones de euros al año. Suficientes para su mantenimiento de por vida y el de sus hijos, nietos y biznietos cuando los tenga, si es que los llega a tener. Más que suficientes, al menos, para la mayoría de los mortales que pisamos tierra. Pero El Rubius se siente acosado por el fisco y nada le ata a la cuna que le meció ni a la leche que mamó. Al parecer un buen montón de billetes nubla cualquier sentido de arraigo. 

Quienes no vamos a irnos a ningún otro sito nos quedamos, como dijo aquel torero el día de su boda,  “tan a gustito”. Esta semana sabiendo que Vitoria-Gasteiz ha superado uno de los principales hándicap para un año que se presenta a priori complicado. Los y las gasteiztarras contaremos en 2021 con una herramienta que se convierte en clave para salir del brete generado por una pandemia que ha quebrado la salud y ha interrumpido ese ritmo de mejora constante que la economía vasca, alavesa y vitoriana venía manifestando en estos últimos años. 

La abstención de Elkarrekin Podemos permitirá la aprobación de los presupuestos municipales por segundo año consecutivo. Unos presupuestos que supondrán una inyección de 458 millones de euros para la ciudad. En el resto de los grupos de la oposición han caído en saco roto los llamamientos al sentido de ciudad, a la defensa del interés general por encina del partidista, a la altura de miras o la apelación a arrimar el hombro es un momento complicado como éste. Vitoria-Gasteiz se merecía un gesto político mayoritario dadas las extraordinarias circunstancias. Sin embargo, se ha encontrado con propuestas poco realistas y un escaso compromiso. En definitiva, una negativa a la colaboración.

Los presupuestos municipales que se aprobarán la próxima semana pretenden hundirse, como cuchillo en mantequilla, en la recuperación económica y social conjugando el fomento de la creación de empleo, la inversión en proyectos económicos tractores así como el fortalecimiento de los servicios públicos en los que se basan nuestra calidad de vida. Todo ello con una premisa, la salud por encima de todo.

Es un presupuesto inversor. 10 millones más que hace un año hasta sumar un total de 34.  Las habituales aportaciones del Gobierno Vasco y de Diputación Foral de Álava (véase canon de capitalidad, por ejemplo) implementan el compromiso financiero que ambas instituciones mantienen con Gasteiz para el desarrollo de diferentes proyectos, especialmente aquellos referidos a la movilidad sostenible. Todos estos sumandos deben tener, o mejor, tendrán suficiente fuerza para activar el motor de la economía y  el empleo.

Decía hace unos días el alcalde Urtaran que es este “el momento de reforzar y de reconstruir, haciendo del Ayuntamiento un agente activo en la recuperación de la ciudad”. No dudo que así será. Cuenta con la herramienta que lo hará posible.

Next Euskadi