Next Euskadi

INDIGESTO COCIDO MADRILEÑO CON PIMENTÓN DE MURCIA

18/03/2021 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
INDIGESTO COCIDO MADRILEÑO CON PIMENTÓN DE MURCIA

DESCARGAR IMAGEN

Ni buena ni mala. Así valoré en una entrevista radiofónica la salida de Pablo Iglesias de la vicepresidencia del gobierno de coalición español para emprender como candidato una carrera electoral que, de manera abierta o larvada, cuenta con más de un trienio. Por estrategia y ante un escenario adverso en el que todas las apuestas coincidían en una salida anticipada del gobierno español, Pablo Iglesias da el salto a la política madrileña, allí donde nació Podemos. El presidente del partido asambleario de los círculos impone sucesora en su puesto gubernamental y en la previsible cabecera de lista de la candidatura morada para las próximas elecciones generales. 

Su ocupación inmediata será aglutinar a todas aquellas personas que coincidieron en la fundación del partido y que fue dejando por el camino. El objetivo: concurrir en una plataforma única. De primeras, el no por respuesta de Mas Madrid fragmenta la izquierda, debilitándola hasta poner en peligro si no una victoria electoral, sí la posibilidad de hacer gobierno. Se repetiría el mismo escenario que en las últimas elecciones autonómicas madrileñas.

A priori el beneficiario de esta situación: la derecha. Y en concreto, un Partido Popular con careta de centrista que no durará, si las cuentas propias no dan, en volver a blanquear a la extrema derecha española; esta vez, con blanco nuclear. Bendecido, además, por los hados o mejor por una fallida operación mediterránea, consentida por Inés Arrimadas, que ha llevado a Ciudadanos al borde del suicidio político. Tuvo que volver el nº2 del PP, Teodoro García Egea, a Murcia. No lo hizo para al lanzar con la boca 16,48 metros un güito de aceituna y encumbrarse en el campeonato mundial de esta modalidad. Regresó para comprar voluntades con las que desbaratar una moción de censura ideada por el PSOE.

El presidente Pedro Sánchez tendrá que ver cómo jugar sus bazas para finalizar su mandato en 2023, como corresponde. Parece complicado que llegue más allá de 2022 por la inestabilidad que tilda a su gobierno por méritos propios o por situaciones externas sobrevenidas.

En ese afán de internacionalizar cada uno de los días del almanaque, el 9M celebrábamos el día de la Tortilla de Patata. Siendo esto así, debiéramos dedicar esta semana al Cocido Madrileño con pimentón de Murcia. El 4 de mayo comprobaremos el estado del potaje. Todo apunta a que la digestión será pesada.

 Siempre se ha dicho que la política debe servir para solucionar los problemas de la sociedad, no para generarlos. Al sur de Euskadi los factores están invertidos y nadie parece ponerse de acuerdo para revertir una situación que desconcierta, perturba y cabrea a una sociedad que está a otras cosas.

Aquí seguimos preocupados y ocupados con lo que nos lleva quebrando la salud y la economía a partes iguales. Con alguna vacuna en observación y con la llegada a cuentagotas de otras, todo hace indicar que la inmunidad de grupo se va a retrasar. Inquietud y desasosiego. Fatiga pandémica, le llaman.

Dicen que nos vuelve a visitar la nieve. Un buen motivo para quedarnos en casa a diferencia con lo ocurrido el pasado fin de semana. Nuestros pueblos estuvieron a rebosar sabiendo como sabemos que la movilidad incrementa el contagio. Tenemos pendiente la asignatura de la Semana Santa. Por largo, por desesperante que se nos esté haciendo, creo que debemos mantener nuestra responsabilidad y evitar aglomeraciones. Merece la pena el esfuerzo.

Next Euskadi