Next Euskadi

COMPROMISO VERDE EN EL ANTROPOCENO

26/09/2019 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
COMPROMISO VERDE EN EL ANTROPOCENO

DESCARGAR IMAGEN

Araba está en pleno periodo recolector. El chivato que nos anuncia cada año el comienzo del otoño. Desde el norte hasta el sur y del este al oeste el campo alavés pisa el acelerador para apurar en tiempo la recolección de sus productos tradicionales siempre con un ojo puesto en el cielo.

Más o menos coincidiendo con la celebración de la Fiesta de la Vendimia en Baños de Ebro oí diagnosticar a un experto que en breve se adelantarán, aquí en Álava, los plazos de recogida de la uva 15 días, consecuencia directa del cambio climático. Vemos –para mi gusto- con abismal distancia imágenes televisivas que nos advierten desde hace tiempo del cambio que se está produciendo en los ecosistemas, del aumento de la desertificación, del derretimiento de los polos terrestres, de la extinción de determinadas especies y del surgimiento un nuevo tipo de refugiado, el refugiado climático. Son los síntomas que definen la actual era geológica que los científicos han bautizado con el nombre de  Antropoceno para denominar la era del impacto humano en la tierra. 

Álava es la reserva natural de Euskadi. El 28% de su superficie es espacio natural protegido. La mitad de la Red Natura 2000 de Euskadi está situada en territorio alavés. Su ombligo geográfico, Vitoria-Gasteiz, es Green Capital mundial desde hace un par de semanas. Es causa de orgullo pero también un motivo de responsabilidad hacia las generaciones futuras. Las mismas generaciones que el fin de semana pasado reclamaban “justicia climática” en diferentes puntos del planeta, que no por ser equidistantes dejan de compartir las mismas repercusiones de un calentamiento global que avanza al galope. Jóvenes que exigían garantías de futuro ante la inexistencia de un “planeta B”.

Somos un territorio comprometido con la lucha contra el cambio climático. Nuestros responsables institucionales pergeñan y ponen en práctica medidas concretas para contribuir al progreso de la sociedad y responder a los principales desafíos que imprime la consecución de un desarrollo sostenible. 

Somos también una ciudad en la que se lucha contra el cambio climático desarrollando actuaciones dirigidas a la renovación urbana, a la transición energética, a la movilidad sostenible, a la creación de una superciudad verde y humana para garantizar el bienestar de la ciudadanía. Nuestra capital es referente medioambiental a nivel mundial por convicción y por implicación desde hace décadas atrás, cuando nadie hablaba de estas cosas. A nivel mundial nos han reconocido nuestro esfuerzo a la hora de compatibilizar la defensa de nuestro entorno natural con la potenciación del desarrollo económico, que en el caso alavés está basado en el sector industrial prioritariamente.

Hoy el propósito se sitúa en mantenerse a la vanguardia para conseguir cambiar de sentido de giro del deteriorado engranaje climático que los seres humanos estamos imprimido con un consumo desmedido de los recursos naturales. Somos una gota de agua en el océano. Esperamos ser referencia para que otras muchas gotas se sumen y trabajen en la misma línea que nuestro Territorio. Referentes para conseguir arrastrar como un torrente a aquellos que, teniendo un mayor potencial demográfico, todavía no trabajan ni creen en el cambio climático ni en la necesidad de cuidar nuestro planeta.

Queda mucho por hacer aun estando mejor preparados para afrontar la emergencia climática desde posiciones abanderadas. Queda mucho camino por recorrer. Y como decía el poeta “se hace camino al andar”. Estamos comprometidos “en verde”. No estamos dispuestos a obstruir el futuro de nuestros hijos e hijas en un planeta que deseamos limpio.

Next Euskadi