Next Euskadi

31…Y A TRABAJAR Y REMAR JUNTOS

16/07/2020 | Jose Antonio Suso

rss Ezagutzera eman
31…Y A TRABAJAR Y REMAR JUNTOS

DESCARGAR IMAGEN

La jornada electoral del 12J ha dejado sobre la mesa una serie de datos inapelables. Destaco dos. En cuanto a los resultados, el apoyo indiscutible de la sociedad vasca al Lehendakari Urkullu y a EAJ-PNV. 31 escaños, el mejor resultado obtenido en solitario en los últimos 26 años. La fuerza más votada en los tres territorios vascos y sus capitales. En cuanto a la participación, una bajada generalizada más acentuada en Araba que en Bizkaia y Gipuzkoa y más intensa en las capitales que en otras zonas del territorio. 

Sin querer menospreciar este último asunto, sujeto a pertinente análisis, considero que los datos de participación de las elecciones del domingo forman parte de una situación coyuntural. Estas elecciones han sido tan atípicas como lo ha sido la situación covídica que atravesamos. Su obligada celebración en verano tras un confinamiento para algunas personas de meses; la sensación que han dejado las encuestas de estar todo hecho y, pese a las medidas de seguridad implantadas, el miedo a un contagio, alimentado por el interés electoral de alguna formación política, forman parte de ese conjunto de circunstancias que han hecho incrementar la abstención.

Voy a darle vuelta a la tortilla. Me quedo con la sensación gratificante de aquellas personas mayores, muy mayores, que vi acudir puntualmente a su cita con las urnas el pasado domingo. Personas a las que durante 40 años se les hurtó ese derecho y ahora no renuncian a participar en la toma democrática de decisiones que les afectan directamente. Vuelven a dar una lección.

En unos días se pondrá en marcha la duodécima legislatura en el Parlamento Vasco. Si todo va a su ritmo en septiembre un nuevo ejecutivo vasco, reforzado en las urnas, continuará hincando el diente a la complejidad de una coyuntura sobrevenida en la que la actividad económica y la recaudación han bajado y el desempleo ha subido.

Durante la pasada legislatura el ejecutivo Urkullu cogió experiencia en tejer acuerdos y lidiar desacuerdos para limar bloqueos. En 2020 la legislatura nace más robusta y con una oferta de mano tendida por parte de EAJ-PNV a todos los partidos políticos y al conjunto de la sociedad vasca. Van a ser años difíciles. La sociedad vasca está esperando que el ámbito político reme en la misma dirección. Manejar con destreza el enrevesado panorama económico y social que nos ha dejado el coronavirus nos exige a todos. Nadie puede caer en la tentación de dejarse arrastrar por estrategias electorales  para desgastar la acción de gobierno. Hay que tener en cuenta que tenemos, en principio,  un horizonte despejado de elecciones en un tiempo relativamente largo. Eso debiera facilitar la consecución de acuerdos o, al  menos, la disposición a alcanzarlos.

A tiempos excepcionales, soluciones excepcionales.

Next Euskadi